Mexicana denuncia a tatuadores por arruinar el rostro de su madre. Un trabajo realmente desprolijo