Mexicano creó zapatos resistentes al agua hechos con sargazo y botellas de plástico recicladas