“Mi asperger me ayuda a no creer en mentiras”, dice Greta Thunberg, la joven líder contra el cambio climático