Miley Cyrus decidió no tener hijos para cuidar el planeta. Es la forma más efectiva de no contaminar