Hay gente a la que le molesta el ruido de la gente masticando, o el sonido de la lluvia al caer, el golpeteo de los dedos sobre la mesa, e incluso el sonido de su propia respiración.

Esto no es porque sean particulares o tengan niveles de irritabilidad más bajos que los normales, sino que lo…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Misofonía, la enfermedad que no tolera ni los sonidos más mínimos. La condena máxima es oírlo todo.

También te puede interesar:  Palawan en Filipinas fue nombrada como la mejor isla del mundo. Ya estoy planeando el itinerario

Seguir leyendo artículo en UpSocl.