Cuando la vida nos ha dado un par de reveses demasiado severos, no es nada anormal sentir que perdemos los motivos para seguir intentándolo. Los accidentes que se cobran parte de nuestro cuerpo deben ser una de las maneras más grotescas y terribles en que la vida puede cambiar de la noche a la…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Mona que perdió un brazo tras electrocutarse encontró compañía en una gatita. Ahora son inseparables.

También te puede interesar:  19 perritos que ponen cara de “yo no fui” tras sus maldades. Merecen ir a la cárcel por sus pecados

Seguir leyendo artículo en UpSocl.