Monito busca pulgas en un cachorro para que esté limpio. Sus ojos no lo discriminaron por su especie