Muere la oso panda más longeva del mundo a los 38 años. Dejó una linda familia de 153 descendientes