Las quejas son parte de nuestra vida y, aunque las odiemos o nos digan que no sirven de nada, igualmente las hacemos porque dan cierto placer, admitámoslo. Pero claro, siempre hay matices: hay quejas válidas, otras no tanto y, en una categoría totalmente distinta, está la queja de la rusa…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Mujer demandó a McDonald’s por “tentarla” y hacerla romper su ayuno religioso. No aguantó las ganas.

Seguir leyendo artículo en UpSocl.