Mujer paga 80 dólares por servicio de una hora de abrazos. Necesita afecto y su esposo no se queja