Mujeres de más de 60 años posan en una sería íntima de fotografías. Un puñado de mujeres feroces