Multitud se unió para recoger las frutas de un vendedor callejero. Las devolvieron a su carrito