Nació 4 meses antes y pesó sólo 400 gramos. Los médicos no querían tratarla pero su mamá insistió