New Kim, la paloma más cara del mundo: ha costado una millonada