Niña de 7 años recoge latas para poder alimentar perros callejeros. No tiene mucho, pero les da todo