Niña de 9 años le enseñó a leer y a escribir a su vendedor de helados de 68. Él soñaba con aprender