Niño de 5 años y su perro padecen de enanismo. En él encuentra la confianza que otros le quitaron