Niño usó un paraguas para que técnicos pudieran hacer su trabajo bajo la lluvia. Un gesto de empatía