No fue a la escuela y aprendió a escribir en cuarentena. Muestra orgulloso sus primeras palabras