No pensó que el Príncipe Harry la reconocería. Pero él le demuestra que está muy equivocada