No quería comer y lo disimulaba conversando. Cuando prueba un poco, no puede controlar su asco