Luchas contra la corriente es difícil, sobre todo cuando se trata de entrar a un lugar, rubro o disciplina que “no es la correcta”. Eso nos ocurre a diario a las mujeres en distintas situaciones, por ejemplo, hace años era mal visto que las mujeres jugaran fútbol y hoy hay equipos femeninos…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre “No quiero que una chica toque mi auto”: Cliente rechaza a mecánica automotriz por ser mujer.

Seguir leyendo artículo en UpSocl.