No se quedó para el cumpleaños de su abuela: Harry volvió a Los Ángeles para ver a Meghan Markle