Noruega invertirá en energías renovables sus reservas para el petróleo. Saben que el futuro es verde