Obstetra sin ambulancia arranca una puerta para llevar a embarazada hasta el hospital. Vocación pura