Orangután usó las gafas que perdió una visitante del zoológico. Las vio, las estudió y se las puso