Osa más solitaria del mundo despertó de su primera hibernación en libertad. Pasó 11 años enjaulada