Si de casualidad alguien ha tenido padres con un carácter fuerte, seguro ha tenido que lidiar con que no quieran a un perrito en casa. Pero de ser así, también se habrán podido dar cuenta que hasta el hombre más fuerte puede ser domado con el amor de una mascota.

Así le pasó al padre de…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Padre que no quería perros en casa se encariña y no para de acariciarlo. Cree que nadie lo observa.

Seguir leyendo artículo en UpSocl.