Palaos, el paraíso del Pacífico que se libró totalmente del COVID-19. Hasta hoy no tienen positivos