Papá dejó dinero antes de morir para invitarle la primera cerveza a su hijo. Brindó desde el cielo