Papá que aseguró no querer un gato se vuelve en el mejor amigo de una minina. Ahora no se separan