Papá se reencuentra con su familia tras 42 días en el hospital por coronavirus. No dejan de abrazarse