Un perro fue encontrado en medio de una montaña llena de nieve, mientras gritaba pidiendo ayuda. A pesar de que era mucho su desespero, nadie estaba cerca para echarle una mano y casi perdía las esperanzas, hasta que apareció su salvador.

Utah, como llamaron al canino, tampoco podía moverse…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Paralizado y envenenado, perrito pedía auxilio con sus últimas fuerzas. Su ángel lo escuchó gritar.

También te puede interesar:  “Satanás se disfraza de ángel”: La poderosa carta del Papa Francisco contra los abusos infantiles

Seguir leyendo artículo en UpSocl.