Pareja homosexual argentina adoptó a una niña con leucemia abandonada. Creyeron en su recuperación