Pasaron 20 años construyendo la casa de sus sueños: Una verdadera isla flotante y autosuficiente