Pensó que estaba en la cama con su novio y se dejó llevar. Al voltearse, no era él quien le sonreía