Pequeña niña prepara y lleva comida a su perro. La edad no es excusa para cumplir su responsabilidad