Pequeño guerrero lleva una máscara de luchador para enfrentar sus quimioterapias. Lo hace más fuerte