Perdió 30 kilos y ahora luce idéntico a un príncipe de Disney. Hasta realizó su propio cosplay