Perdió la mitad de su cara por un cáncer y le dieron 1 año de vida. No perdió la ilusión y se casó