Por muy útil y práctico que sea, nadie espera enamorarse del chico de al lado. Sin embargo cuando la atracción es evidente, no hay más que asumirlo. Bien lo sabe esta perrita golden retriever llamada Lola y su vecino Loki, que apenas se conocieron, no quisieron volver a separarse.

Resulta…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Perrita conoció a su vecino y fue amor a primera vista. Los dos esperan ansiosos la hora de paseo.

También te puede interesar:  Desde niña dejó de estudiar y recolectó basura para ayudar a su familia. Hoy al fin tendrá un título

Seguir leyendo artículo en UpSocl.