Perrita fue golpeada y quemada con ácido sin piedad. A pesar del sufrimiento, aún busca amor humano