Perritas cayeron a un tanque séptico quedando con agua hasta el cuello. Su heroína las puso a salvo