Hay amores que son para toda la vida y el cariño que ofrecen los perros hacia sus dueños parece ser de ese tipo. Recientemente quedó más que demostrado con el caso de un canino que estuvo al lado de su padre humano aún después de la muerte.

Paulo Sicsú se encontraba en un estado de salud…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Perrito acompañó a su dueño desde el hospital al cementerio cuando murió. Se acostó junto a su ataúd.

También te puede interesar:  Este barco pasó más de 100 años bajo un campo de maíz. Al sacarlo, vieron el tesoro en su interior

Seguir leyendo artículo en UpSocl.