Perrito callejero entra a un restaurante con su plato de comida. Quería ser atendido como un cliente