Perrito fue enterrado vivo y logró sobrevivir milagrosamente. Perdió un ojo pero ganó una familia