Perrito no para de sonreír al recibir una fiesta sorpresa de cumpleaños. Fue a devorar el pastel