Perrito rescatado devoró su plato en menos de 15 segundos. Sus antiguos dueños le negaban la comida