Perritos de refugio celebraron Navidad vestidos de Santa Claus. Viven las fiestas esperando un hogar