Nunca falta ese perro que, en plena celebración, está constantemente pidiendo que le den de comer. Eso mismo estaba haciendo un cocker spaniel de casi 10 años en Inglaterra cuando le quitó una puntiaguda brocheta de barbacoa al hijo de su dueña y se la tragó, poniendo el riesgo de su vida.

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Perro estuvo al borde la muerte al tragarse una brocheta de barbacoa de 18 centímetros. Tenía hambre.

También te puede interesar:  Hermoso cortometraje le enseñará a tus hijos a compartir y soltar el control como ninguna escuela

Seguir leyendo artículo en UpSocl.